Sofocos en la Menopausia. 5 consejos para combatirlos

       

Sofocos en la Menopausia. 5 consejos para combatirlos

¿Sofocos en la Menopausia? 5 consejos para combatirlos

Todas sabemos que la menopausia es una etapa de nuestra vida en la que nuestro cuerpo cambia. Aparecen los sofocos, se unen la irritabilidad, el insomnio y el cansancio. Y todo este cóctel molotov, llamado cambio hormonal, hace que nos desesperemos un poquito.

Ahora toca cuidarse un poquito más, y tener hábitos más saludables para mitigar en la medida de lo posible los síntomas de la menopausia.

Pero sin duda, son los sofocos, el síntoma más molestos de la menopausia, y además afectan a tres de cada cuatro mujeres.

No se sabe exactamente porque se producen, pero se piensa que son causados por una disfunción en los centros termorreguladores centrales debido a cambios en los niveles de estrógenos. Y se caracterizan por la aparición de calor intenso en el pecho que se propaga al cuello o a la cara y se acompañan de ansiedad, palpitaciones, sudoración profusa y enrojecimiento de la piel.

Cada mujer experimenta de forma diferente este síntoma, de hecho unas los padecen y otras no. Pero la mayoría de las mujeres que están en la fase pre-menopáusica experimentan los sudores nocturnos, de eso no nos libramos ninguna.

Las técnicas de relajación y respiración para controlar el estrés hace que el organismo libere serotonina, sustancia que puede disminuir la intensidad de los sofocos en hasta un 30-40%, según ensayos clínicos. Es una opción a tener en cuenta y practicarla chicas.

Si quieres aliviar tus sofocos sigue leyendo:

1) Mantener una temperatura ambiental baja y evitar las bebidas calientes, como el café o el té:

La clave es huir de temperaturas demasiado altas. En ciertos espacios públicos no se podrá controlar, pero en casa o en el coche sí es posible elegir. Asimismo, te sugerimos evitar cualquier bebida que haga a la persona aumentar su calor corporal.

2) Utilizar una toalla fría y húmeda en el cuello:

Cuando la mujer sufra un sofoco, un buen método de calmar el calor y refrescarse es mojar una toalla con agua fría y ponerla en el cuello. El efecto es inmediato.

3) Refrescar las mejillas con agua fría:

Además de la toalla, es recomendable poner agua sobre las mejillas para calmar el calor.

4) No fumar:

La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia afirma que el tabaco empeora los sofocos, con lo que sugiere dejar este hábito tan nocivo para nuestra salud en general.

5) Realizar ejercicio físico y evitar el sobrepeso:

Realizar una actividad física diariamente, y mantener un peso adecuado son medidas beneficiosas para prevenir y evitar los sofocos.

Seguro que con estas recomendaciones, podrás aliviar esta inevitable sensación y continuar sin problema tu vida cotidiana.

¡Ánimo chicas!

Publicado el 9/5/2018

       

RSS 2.0 (Blog Farmacia Del Campanar)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios