LOS EJERCICIOS KEGEL Y EL SUELO PÉLVICO

       

¿Qué son los ejercicios Kegel? En este post os explicamos paso a paso cómo realizar los ejercicios Kegel correctamente.

LOS EJERCICIOS DE KEGEL

Los ejercicios de Kegel o ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo están destinados a fortalecer la musculatura pélvica, evitando el prolapso genital y la incontinencia urinaria, facilitar el parto y mejorar las relaciones sexuales.

Reciben este nombre debido al Doctor Arnold Kegel, quien desarrolló estos ejercicios para sus pacientes en la década de 1940, para controlar la incontinencia urinaria.

Los ejercicios de kegel pueden realizarse en cualquier lugar, mucha mujeres prefieren realizarlos sentadas o acostadas. En un plazo de 3 a 6 semanas empiezan a notarse mejorías. Es importante saber que durante la realización de estos ejercicios no deben notarse molestias en el abdomen o en la espalda, ya que esto significaría que no están realizándose correctamente. No es recomendable contener la respiración o apretar el tórax mientras se realizan estos ejercicios. Lo correcto es relajarse y centrarse únicamente en contraer la musculatura del suelo pélvico.

 

Con los ejercitadores de Kegel de Intimina se pueden realizar los ejercicios de Kegel de una forma más sencilla, cómoda y práctica. Gracias a su diseño es fácil perfeccionar la técnica correcta de elevar y apretar los músculos pélvicos.

Es importante sentirte cómoda, la bolita interna de cada ejercitador emite vibraciones que te permitirán identificar si éste está bien colocado. Antes y después de usar el ejercitador debes lavarlo con una solución adecuada.

Se debe utilizar un lubricante de base acuosa para facilitar la inserción. No se debe introducir demasiado el ejercitador, pues puede que no se lleguen a ejercitar correctamente los músculos pélvicos.

Se debe elegir el peso adecuado de ejercitador de Kegel de Intimina:

Una vez introducido el ejercitador:

  1. Contraer los músculos pélvicos.
  2. Mantener la contracción de 2 a 10 segundos.
  3. Dejar la contracción.
  4. Relajar los músculos hasta que estén listos para una nueva contracción.

Hacer tres series de ejercios de Kegel por semana en días alternos, en cada serie de ejercicios hacer 10 repeticiones, si fuesen demasiadas se recomienda realizar las adecuadas para cada mujer. No se deben apretar las nalgas ni apretar hacia abajo mientras se contrae la musculatura pélvica.

Es ideal para mujeres de cualquier edad, para evitar o mejorar la incontinencia urinaria. Ideal para futuras madres a la hora del parto, y para mejorar la recuperación de la musculatura pélvica tras el parto.

Los ejercitadores de Kegel no deben usarse durante el embarazo ni inmediatamente después del parto. Se debe consultar al médico antes de utilizarlos ante cualquier duda.

Ejercitadores Kegel en 3 tamaños

 

 

SUELO PÉLVICO Y PROLAPSO GENITAL

El suelo pélvico es un conjunto de músculos, ligamentos, tejido conectivo y nervios que permiten el soporte de varios órganos como el útero, la vejiga urinaria, la vagina, la uretra y el recto.

Si el suelo pélvico se deteriora, se atrofia o se debilita su musculatura, puede dar lugar a un prolapso genital, caracterizado por el descenso de los órganos pélvicos, con síntomas como la incontinencia urinaria u otros trastornos urinarios, dolor en las relaciones sexuales, sensación de un `cuerpo extraño´ en la zona genital o una sensación de presión.

Entre las causas que pueden provocar un prolapso podemos encontrar la disminución de los estrógenos, como ocurre en la menopausia, haber tenido varios partos, cirugía pélvica, o simplemente debilidad de los ligamentos de la zona pélvica.

Para evitar el prolapso genital, en el que el debilitamiento de la musculatura del suelo pélvico suele ser la causa más frecuente, podemos ejercitar la musculatura pélvica realizando una serie de ejercicios.

El entrenamiento de los músculos del suelo pélvico es una técnica muy eficaz de minimizar y evitar las pérdidas de orina, así como el dolor en las relaciones sexuales. Esta musculatura puede contraerse de forma voluntaria.

Aunque es posible que la mejoría no sea inmediata, una vez transcurridos de 2 a 4 meses empieza a notarse una mejoría de los síntomas de forma significativa.

 

LOCALIZACIÓN DE LA MUSCULATURA PÉLVICA

La localización de los músculos del suelo pélvico es muy importante a la hora de realizar correctamente los ejercicios adecuados, y puede ser difícil localizarlos. Está demostrado que alrededor del 30% de las mujeres que intentan contraer la musculatura del suelo pélvico no lo hacen correctamente, siendo los errores más habituales contraer las nalgas y los muslos en lugar de los músculos del suelo pélvico.

Para reconocer qué músculos son los de la musculatura pélvica, se recomienda realizar el ejercicio de detener el flujo de la orina y ser conscientes de qué músculos se contraen en ese momento. Se debe tener en cuenta que este ejercicio únicamente ha de realizarse para identificar cuáles son los músculos de la zona pélvica, y nunca realizarlo con regularidad, pues podría, con el tiempo, agravarse la incontinencia urinaria.

 

Publicado el 16/11/2014 en farmacia

       

RSS 2.0 (farmacia) RSS 2.0 (Blog Farmacia Del Campanar)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios