USO DE SANGUIJUELAS EN MEDICINA EN LOS SIGLOS XVIII, XIX Y XX. CRIADERO DE SANGUIJUELAS DE HUNGRÍA EN FARMACIA DEL CAMPANAR.

         

Criadero de sanguijuelas y su utilización para sangrías en los siglos XVIII, XIX y XX.

USO DE SANGUIJUELAS EN MEDICINA EN LOS SIGLOS XVIII, XIX Y XX. CRIADERO DE SANGUIJUELAS DE HUNGRÍA EN FARMACIA DEL CAMPANAR.

Las sanguijuelas fueron utilizadas como instrumento en medicina para la aplicación de sangrías en los siglos XVIII, XIX y principios del siglo XX.
Las sanguijuelas utilizadas en medicina son de la especie Hirudo medicinalis. Son gusanos anélidos, parientes de las lombrices de tierra, que habitan el medio marino, terrestre y de agua dulce. Son ectoparásitos temporales, se alimentan de sangre de animales vertebrados y ocasionalmente, del ser humano. Esta especie de sanguijuelas fueron utilizadas en las culturas griega, romana y siria hace más de dos mil años para la extracción de sangre. Se creía que se podía curar de esta forma cualquier tipo de patología, desde dolores e inflamaciones hasta enfermedades mentales.

Fue en los siglos XVIII y XIX, en los que se creía que las enfermedades eran producidas por la acumulación de ¨mala sangre¨, cuando se produjo el mayor auge en la utilización de las sanguijuelas para la extracción de sangre en la cura de multitud de patologías, eran las llamadas ¨sangrías¨.
Las sangrías mediante la utilización de sanguijuelas fueron una técnica médica muy popular y muy utilizada debido a la escasez de opciones terapéuticas. Las sangrías consistían en la colocación de sanguijuelas en la zona afectada a tratar y dejar que el animal extrajera la sangre del paciente. En el caso de la ¨cura¨ de enfermedades mentales y sistémicas, se colocaban las sanguijuelas distribuidas por diversas partes del cuerpo del paciente. Esta técnica era muy poco efectiva para la cura de cualquier enfermedad.
La utilización de la técnica de las sangrías en medicina fue abandonada a principios del siglo XX con la aparición de la ciencia médica.

Durante el aumento del uso de las sangrías en Europa en los siglos XVIII y XIX, las sanguijuelas eran vendidas en las farmacias de la época, tanto a pacientes como a médicos. De este modo hubo un gran incremento de criaderos de sanguijuelas en todo el continente. Fueron especialmente famosos los criaderos de Hungría. Fue de tal magnitud el uso de sanguijuelas para la realización de sangrías que Inglaterra agotó sus reservas y tuvo que importarlas. En Argentina, los médicos pensaban que las sanguijuelas del país no eran tan eficaces para las sangrías como las europeas, de modo que también hubo una gran importación de sanguijuelas desde los criaderos hasta América del Sur.

En nuestra farmacia, Farmacia Del Campanar, en Alcoy, fundada en 1753, existió uno de estos criaderos en el interior de la misma, como así demuestran varios documentos, hacia finales del siglo XIX, eran importadas desde Hungría y se desarrollaban en el criadero hasta la edad adulta, cuando podían ser utilizadas por médicos para la realización de sangrías.

Actualmente, las sanguijuelas vuelven a estar en el punto de mira de los investigadores en medicina, ya que la hirudina, sustancia presente en la saliva de estos anélidos, posee propiedades anticuagulantes. Algunos médicos utilizan las sanguijuelas en cirugía plástica y reconstructiva. En transplantes de determinadas partes del cuerpo, es necesario unir algunas venas y arterias, y la sangre puede acumularse y no circular, no llegando a la zona implantada. Las sanguijuelas actúan eliminando esa sangre acumulada.

Publicado el 23/2/2014 en farmacia

         

RSS 2.0 (farmacia) RSS 2.0 (Blog Farmacia Del Campanar)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios