PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS

         

Los alimentos y complementos alimenticios prebióticos y probióticos. Qué son y diferencia entre ambos términos.

PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS

PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS.


Los prebióticos y probióticos son complementos alimenticios o alimentos funcionales utilizados para mejorar el funcionamiento del sistema digestivo influyendo beneficiosamente en la flora intestinal.

Aunque sirven para un fin común, en muchas ocasiones confundimos los dos términos, siendo importante conocer la diferencia entre ambos.

Los llamados prebióticos son alimentos funcionales o complementos alimenticios que se definen como ´ingredientes no digestibles que afectan beneficiosamente al organismo mediante la estimulación del crecimiento y actividad de una o varias cepas de bacterias en el colon, mejorando la salud´. Normalmente se presentan en la industria alimentaria como productos lácteos aunque también pueden aparecer como complementos alimenticios ya preparados en forma de cápsulas, comprimidos o sobres.
Los probióticos son normalmente hidratos de carbono que estimulan y favorecen el crecimiento y desarrollo de las bacterias que forman parte de la flora intestinal, como lactobacilos y bifidobacterias.
Como alimentos prebióticos podemos encontrar entre otros, la fibra alimentaria, la inulina y los fructoligosacáridos. Estos prebióticos suelen utilizarse en la industria alimentaria para mejorar la textura y las cualidades organolépticas (sensoriales) de alimentos como los lácteos, las galletas, el pan o la leche.
Los prebióticos no son digeribles en la parte superior del intestino, lo que permite que alcancen el colon, donde se encuentra la flora intestinal, ésta los utiliza como alimento para reproducirse, lo que mejora la funcionalidad del tracto intestinal.

Los probióticos son alimentos o complementos alimenticios que la Organización Mundial de la Salud define como: ´Microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo huésped´.
Los alimentos probióticos están formados por microorganismos vivos adicionados, permanecen en el intestino adhiriéndose a la flora intestinal y ejerciendo una acción beneficiosa para el funcionamiento del tracto intestinal. Parte de estos organismos vivos se adhieren a la mucosa intestinal y otra parte puede atravesar el tubo digestivo y aparecer en las heces.

Los yogures frescos, el kéfir y las leches fermentadas entre otros, son alimentos probióticos.

Los probióticos tienen efectos beneficiosos para la salud, refuerzan el sistema inmunitario y ayudan a paliar síntomas relacionados con afecciones intestinales como las diarreas y los dolores intestinales.

Publicado el 9/3/2014 en farmacia

         

RSS 2.0 (farmacia) RSS 2.0 (Blog Farmacia Del Campanar)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios