LOS HONGOS EN LAS UÑAS DE LOS PIES

         

Hongos en las uñas de los pies, qué son y cómo podemos combatirlos

LOS HONGOS EN LAS UÑAS DE LOS PIES

HONGOS EN LAS UÑAS DE LOS PIES

La afección de los hongos en las uñas de los pies, conocida como Onicomicosis, desfigura y en ocasiones, puede incluso destruir las uñas afectadas. Los hongos que causan Onicomicosis, en la mayoría de los casos forman parte de un grupo conocido como hongos dermatofitos, siendo los más comunes Trichophyton rubrum y Trichophyton interdigitale, otras causas menos frecuentes son las levaduras y mohos.
Los hongos crecen en la oscuridad y en ambientes cargados de humedad, condiciones que se dan dentro de los zapatos. Mientras crecen, los hongos de las uñas de los pies se alimentan de queratina, proteína que forma parte de la superficie dura de las uñas de los pies.

La probabilidad de contraer hongos en los pies aumenta con la edad, es relativamente raro que los niños sufran esta afección, sin embargo en adultos, alrededor del 48% de las personas adultas tiene al menos un dedo del pie afectado cuando llega a los 70 años. Algunos consideran que los hongos en las uñas de los pies son sólo un problema cosmético y no se preocupan por buscar algún tratamiento. 

De todas las uñas de los pies, la del dedo gordo y la del pequeño son las más propensas a ser colonizadas por las especies de hongos que afectan a los pies.

Los síntomas más comunes de la aparición de hongos en los pies pueden ser: la uña se torna de color amarillo o café, se vuelve más gruesa y demasiado grande, con la derivada incomodidad al llevar calzado. La uña puede llegar a resquebrajarse e incluso caer mientras la infección persista.

El tratamiento de los hongos de las uñas de los pies consiste en la aplicación de antifúngicos a los que las especies de hongo que producen onicomicosis son especialmente sensibles. El médico, además, eliminará recortando la mayor parte de la uña afectada. Si la infección es importante y afecta a una amplia zona, incluso a varias uñas de los pies, el médico recetará antifúngicos por vía oral, combinando la toma de los mismos con antifúngicos por vía dérmica. Si la infección persiste se requerirá intervención quirúrgica para extraer la uña afectada.

Publicado el 7/9/2013 en farmacia

         

RSS 2.0 (farmacia) RSS 2.0 (Blog Farmacia Del Campanar)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios