LA HOMEOPATÍA EN NIÑOS Y LACTANTES

         

LA HOMEOPATÍA EN NIÑOS Y LACTANTES

La Homeopatía es una terapia medicamentosa que ha surgido como alternativa activa o complementaria a la medicina convencional, generando cada vez más confianza entre la población, observándose un elevado aumento de su utilización en niños y lactantes debido a su elevada eficacia y seguridad.

Los niños y los lactantes son especialmente sensibles a las reacciones adversas de los medicamentos indicados para diversas patologías. La principal ventaja del tratamiento homeopático para el bebé o niños es la inocuidad total del producto además de la ausencia de efectos secundarios.  Además, al ser de origen y composición natural, los tratamientos homeopáticos pueden combinarse y ser administrados conjuntamente con tratamientos medicamentosos químicos, potenciando la efectividad frente a una determinada patología. Los tratamientos homeopáticos a niños de corta edad pueden administrarse en el biberón o bien con cuchara si son líquidos, si son gránulos o comprimidos son de muy fácil disolución en agua, además, la homeopatía no tiene un sabor desagradable. Las gotas homeopáticas están más recomendadas para niños mayores de dos años, debido a su posible contenido alcohólico, aunque en poca cantidad.

Los tratamientos de Homeopatía son efectivos no sólo en afecciones agudas, sino también en enfermedades recurrentes que se repiten en niños y lactantes con frecuencia.

La medicación homeopática es especialmente eficaz y muy recomendable en niños y lactantes en el tratamiento de cólicos, cuadros gripales, conjuntivitis, rinitis, tos seca y con mocos, alergia, problemas de dentición, problemas para conciliar el sueño, intranquilidad, etc…

 

 

Publicado el 7/9/2013 en farmacia

         

RSS 2.0 (farmacia) RSS 2.0 (Blog Farmacia Del Campanar)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios